Unos 700 policías llevan seis meses esperando para ingresar a la fuerza de seguridad

El 23 de agosto del año pasado cerca de 700 jóvenes de toda la provincia recibieron su certificado en un acto que se desarrolló en el Ave Fénix y que fue presidido por el entonces vicegobernador, Carlos Ponce. Integran la primera promoción de agentes de policía de San Luis (con título de validez nacional) y aunque se formaron para dar seguridad en la provincia, todavía están sin trabajo.

Los egresados que mantuvieron contacto con este medio dijeron que el Gobierno los tiene “a las vueltas” y esperando una fecha que nunca llega: “Primero fue el 15 de septiembre para el operativo de la primavera, después nos dijeron para octubre con las elecciones, después para diciembre con el operativo de verano y ahora el ministro no nos da la cara”.

Varios policías mantuvieron comunicaciones con El Chorrillero, tras la publicación de que este año no se abrieron las inscripciones para ingresar a la institución.

LEÉ TAMBIÉN:

Para este año no se abrieron las inscripciones en la Escuela de Policía provincial

“Como ya pasó mucho tiempo” y las necesidades de trabajar son urgentes están pensando en insistir con un pedido de explicaciones a los funcionarios de Terrazas del Portezuelo.

De la nota presentada el mes pasado (la cual tiene la firma de muchos agentes) no hay ninguna respuesta por el momento.

Los 700 egresados no solo se formaron en la capital, sino en diferentes sedes de la provincia, entre ellas San Francisco, Concarán, Nueva Galia y Villa Mercedes. “Están todos en la misma situación”, afirmó una fuente consultada.

“La última vez nos dijeron que apoyemos con el voto a (Sergio) Tamayo, que él nos iba a ayudar el 10 de diciembre cuando asumiera. Pero nada pasó”, contaron.

Se calcula que unos 350 egresados son de la ciudad de San Luis, mientras que el resto se completa con jóvenes de interior provincial.

Si bien el Instituto Superior de Seguridad Pública “Coronel Juan Pascual Pringles” depende del ministerio de Educación, la decisión ahora para que los nuevos efectivos ingresen a la fuerza está en la órbita del ministerio de Seguridad, Gobierno y Culto que conduce Fabián Filomena.

El Chorrillero intentó hablar con el jefe de Policía, Darío Neira; el subjefe de Policía, Claudio Latini; el coordinador ministerial, Luciano Anastasi; el ministro de Educación, Pablo Andrés Dermechkoff; la rectora del ISSP, Ana María Ibrahin, pero ninguno atendió. El jefe de la oficina Prensa de la cartera de Justicia y Seguridad, ante la consulta de este medio respondió que “la situación de los egresados depende del ministerio de Educación” por lo cual la solicitud de información debía hacerse a ese organismo. Desde el área de prensa de Educación, contestaron el requerimiento diciendo que se “iba a consultar” y que luego iban a devolver el llamado. Pero eso no pasó.