“Seguimos sin solución”: hipotecados UVA de San Luis se manifestaron contra la nueva indexación

Se mostraron “decepcionados” por la medida tomada por el Gobierno nacional y piden que los créditos “no estén atados a la inflación”. Hubo marchas en varias ciudades de todo el país.

El mecanismo que la administración de Alberto Fernández anunció el pasado martes para poner fin al congelamiento de las cuotas de los créditos hipotecarios UVA provocó el rechazo de aquellas personas que eligieron la modalidad de préstamo.

Esta tarde, al igual que en diferentes puntos del país, hipotecados de San Luis se manifestaron contra esta nueva indexación. Un grupo de alrededor de 11 personas se reunieron en la esquina del Correo Argentino para mostrar su disconformidad.

Para graficar su malestar, llevaron carteles con la consigna “somos estafados UVA” y exigieron el “congelamiento de las cuotas y la deuda total”.

Para entrar en contexto, la Nación anunció un plan que establece una convergencia durante los próximos 12 meses de las cuotas.

Esto permitiría evitar un incremento del 26% previsto a partir de febrero por el congelamiento realizado en septiembre del 2019 por la gestión de Mauricio Macri.

Hipotecados UVA de San Luis se manifestaron contra la nueva indexación.

Noelia, una de las hipotecadas, sostuvo que siguen “sin solución”: “Durante 12 meses irán ajustando la cuota. No trae ningún tipo de alivio, lo que queremos es que se deje de indexar el capital adeudado”.

En este sentido afirmó que tomó un crédito en septiembre de 2017 por $1.400.00 y hoy abona casi $3 millones.

Se estima que en toda la provincia existen 420 casos, la mayoría de la capital y de Villa Mercedes.

Otro de los puntos que prevé el Estado es que la mensualidad no deberá superar el 35% de los ingresos familiares. Es por ello que los bancos tendrán que determinar un esquema que tenga en cuenta estos casos.

Por otra parte, desde el Banco Central de la República Argentina (BCRA) confirmaron que se aplicará un “esfuerzo compartido” para que el aumento a partir del mes próximo sea “más suave”.

Las entidades financieras contribuirán con $1.411 millones durante el plazo de vigencia del plan y los hipotecados.

Otro caso similar al anterior es de Natalia, que en su momento tomó un préstamo de $1.100.000 para abonarlo en 360 cuotas y en la actualidad debe hacer frente a $3.400.000 millones.

“Uno paga y cada vez debe más. Se descontroló con Macri y confiábamos en Alberto Fernández pero no solucionó nada”, agregó.

“No sabemos qué puede suceder. Seguiremos luchando y lo seguiremos haciendo porque no podemos vivir así. Nuestras casas la estamos pagando, no es que no lo hacemos. Todo esto es una usura, es irracional”, señaló la mujer.