La Municipalidad de San Luis cobrará “el máximo de consumo” a quienes no posean medidor de agua

Durante este mes los inspectores recorrerán las viviendas para evaluar el estado y la situación en la que se encuentran.

La gestión de Sergio Tamayo lanzó “una campaña para concientizar sobre la necesidad de contar con los medidores de agua en los domicilios” con el objetivo de lograr “un mayor ahorro y obtener estadísticas precisas sobre el consumo”.

El subsecretario de Redes de Servicios, Claudio Pomiro adelantó que inspectores recorrerán los hogares para verificar el estado de los medidores.

Durante el relevamiento se pedirá a los contribuyentes a que regularicen la situación, ya que estarían fuera de la legislación que exige que cada domicilio debe contar con un medidor, mantenerlo en condiciones y sin pérdidas.

El funcionario señaló que la media mundial estima un consumo de 350 litros diarios por hogar y “hoy la ciudad está llegando a los 600 litros por día, es aproximadamente un tanque”.

“El 70 por ciento de hogares no tiene el caudalímetro, o lo tiene roto, en desuso”, agregó.

“No significa que vaya a tener una multa. Simplemente al no tener el caudalímetro se cobrará el máximo de consumo. En caso de colocarlo o ponerlo en funcionamiento comenzará a abonar lo consumido específicamente”, anticipó Pomiro.

Según el municipio el cálculo por vivienda está estimado entre los 30 y 35 metros cúbicos. “Esto sería un consumo normal, de una familia de cuatro integrantes. Aproximadamente, 350 litros por día. A partir de dicha medida es cuando ya se la comienza a tomar como excedente”, puntualizó

Gestión de la instalación

Desde la subsecretaría de Rede informaron que “ya no es necesario la utilización de medidores homologados, como los de bronce”.

“Ante varias denuncias recibidas por robo, hemos decidido junto al secretario de Hacienda y el director de Rentas obviar la homologación con dicho cuadrante”, agregaron

El municipio permitirá la colocación de caudalímetros de plástico. “De esta forma también ayudamos al bolsillo de los vecinos porque el de plástico tiene un valor estimado entre 1.200 a 1.500 pesos, mientras que los de bronce superan los 6.000”, manifestó Pomiro

Además aclararon que para gestionar la colocación no es necesario la contratación de un profesional matriculado, ya que el personal de SerBa lo realizará de forma gratuita. Para la instalación los contribuyentes deben presentar una nota en la dirección General de Rentas y llevar el caudalímetro nuevo”.