El Gobierno provincial postergó la reapertura de comercios

El Gobierno justificó la postergación en irregularidades en el ingreso de ciudadanos a San Luis. “Los protocolos que estamos haciendo con el pequeño comercio, tengan paciencia, no va a ser mañana que lo vamos a aprobar, ni pasado mañana. Vamos a mirar esto de nuevo. Tenemos que acordar con las autoridades nacionales, volver a hablar con el gremio de Camioneros y ver si tomamos medidas de mayor control”, sostuvo el gobernador Alberto Rodríguez Saá.

La entrada de personas a la provincia que después pasaron a formar parte del grupo de casos sospechosos, fue el disparador de la determinación de no autorizar la reapertura de locales comerciales.

Por un lado cuatro personas accedieron a territorio sanluiseño sin la autorización correspondiente. Lo hicieron escondidas en un camión con la complicidad del conductor, para luego abordar un colectivo de línea con rumbo a Candelaria. Vecinos se comunicaron con la Policía que procedió a las detenciones y avisó al sistema sanitario que detectó que dospresentaban síntomas compatibles de COVID-19, por lo que fueron trasladados al Hospital San Luis donde se tomaron muestras. Ambos están contabilizados dentro de los sospechosos del día. Las otras dos personas que no presentaron síntomas fueron alojadas en la Universidad de La Punta para realizar la cuarentena.

Además una joven que llegó de viaje del exterior y permaneció unos días Córdoba ingresó a San Luis de forma irregular. Una vez que se tomó conocimiento de lo ocurrido se dispuso la detención domiciliaria.

En el parte epidemiológico, se informó que hay siete nuevos pacientes bajo sospechas de contagio y que no hubo casos confirmados de coronavirus.

Este martes también fue descartada una muestra en el Laboratorio de Salud Pública.

De acuerdo al informe oficial quedan 220 personas bajo monitoreo por viajes al exterior o a otras provincias, y 23 personas están en aislamiento por contacto estrecho con casos sospechosos.

En las últimas horas la fuerza de seguridad detuvo a 62 personas en vía pública por violar la cuarentena y secuestró 6 vehículos.