Eduardo Mones Ruiz: “A la provincia la gobierna una dinastía autoritaria desde hace 37 años”

El ex intendente de Villa Mercedes reflexionó sobre la realidad de San Luis y advirtió que el Gobierno “se convirtió en una casta de semidioses (que cree que todo lo puede)”. Cuestionó la actividad legislativa y volvió a pedirle a Alberto Rodríguez Saá que destine los gastos reservados a “asistir al pueblo ante la epidemia que lo azota”.

“A la provincia la gobierna una dinastía autoritaria desde hace 37 años, que por un lado hizo del pueblo un convidado de piedra (que solo puede asentir) y que la dinastía se convirtió en una casta de semidioses (que cree que todo lo puede)”, planteó Eduardo Mones Ruiz en un nuevo análisis que hizo sobre la realidad que vive San Luis.

El dirigente dialogó con La Mañana de El Chorrillero de Radio Dimensión sobre la “peligrosidad” en el accionar de la gestión de Alberto Rodríguez Saá. “Lo que no puede comprenderse nunca es la arbitrariedad”, afirmó.

Advirtió que “se ha acrecentado y cristalizado el empleo del estado de excepción como paradigma normal de Gobierno” y que los sanluiseños viven en las últimas tres décadas en situación de emergencia “económica, social, financiera, sanitaria, educativa, judicial, previsional”.

Planteó que Rodríguez Saá logró por medio de una cláusula “mover partidas con una discrecionalidad y una arbitrariedad inusitada”.

“Tal situación fue posible por las constantes mayorías parlamentarias, facilitadas por el sistema pergeñado en una Cámara de Senadores. Una verdadera guillotina para la democracia”, fundamentó.

En el mismo sentido, puntualizó en que el paradigma “abrió la puerta para usar gastos reservados sin ningún tipo de control”.

El último presupuesto aprobado por Diputados, prevé que Rodríguez Saá dispondrá de $96 millones en el año. “Aproximadamente 270.000 pesos por día”, detalló Mones Ruiz.

“Una verdadera guarangada ante el inevitable sufrimiento del pueblo, agravado por el virus y el poco o nulo sentido común con que se afronta (deshumanización)”, aseveró.

En este escenario, el ex intendente de Villa Mercedes le pidió al gobernador que destine fondos de los gastos reservados a “todo lo necesario para asistir al pueblo de la provincia ante la epidemia que lo azota”.

En diciembre del año pasado había realizado el mismo requerimiento en el marco de la campaña nacional “Argentina contra el hambre”. Sin embargo, no hubo respuesta del primer mandatario de San Luis.