Comerciantes de Villa Mercedes deciden trabajar

Están a la espera de poder abrir sus puertas sin restricciones. En la noche del miércoles confirmaron que apoyarán el corte de los camioneros en los ingresos a la provincia. “Queremos ser libres, esto no es una dictadura”, reclamaron.

El retorno a la fase 1 en Villa Mercedes, acentuó la preocupación de los comerciantes en medio de una crisis económica producto de la cuarentena. Pese a la orden del Comité de Crisis (a partir de un DNU Nacional), muchos optaron por abrir de todas maneras aunque el temor a las sanciones los mantiene en vilo.

La ciudad es la que más casos de Covid-19 ha registrado en la provincia. Sólo en los últimos tres días se informaron 423 nuevos contagios. Esa situación fue el fundamento para que desde el martes el Gobierno de Alberto Rodríguez Saá decretara el aislamiento social, preventivo y obligatorio.

A raíz de eso, un grupo de comerciantes autoconvocados decidieron movilizarse en las últimas horas en rechazo a las medidas. Esta noche mantuvieron una nueva reunión para definir cómo seguirán los reclamos.

El intendente Maximiliano Frontera ya se reunió con la Cámara que nuclea el sector, y escuchó la necesidad de trabajar sin restricciones. Las respuestas todavía no llegan.

“Está complicado porque nos obligaron a cerrar a todos los bares a las 18. Es un poco exagerado porque coarta todo, a eso se suma la terminación de DNI y la gente no viene. Generan mucha bronca”, expresó uno de los propietarios autoconvocados, Luis Zeni.

En diálogo con El Chorrillero, contó que si bien no hubo ninguna comunicación oficial de la Municipalidad, los inspectores recorrieron los diferentes negocios instándolos a que cierren en ese horario.

Consideró que eso afecta directamente a los bares y restaurantes ante la imposibilidad de funcionar en horario nocturno.

“Estamos con presiones y lamentablemente es así, te refriegan el poder en la nariz. Esto sería claro si el intendente dijera hasta qué hora podemos trabajar, por escrito. Sin embargo, nos manejan con miedo”, criticó.

Zeni anticipó que el sector adherirá al paro que iniciarán este miércoles camioneros en los ingresos a la provincia. Algunos se trasladarán hasta los cortes, y otros permanecerán en los locales.

“Lo que debemos hacer es unirnos nada más, de lo contrario no se logra nada. Queremos ser libres, esto no es una dictadura”, subrayó.

Al mismo tiempo, puntualizó en que decidieron cesar con las marchas debido a que “la gente se agota”, y porque “tienen familias y comercios que atender”.

El mismo escenario de Villa Mercedes, también lo enfrentan Lavaisse, Justo Daract y Naschel por el regreso a la fase 1. Sin embargo, el intendente de este último pueblo decidió adecuar las medidas a la realidad el pueblo y permitió que el sector pueda trabajar debido a la problemática financiera.