Banderazo#120 contra las políticas gubernamentales

Los principales ejes de la convocatoria estuvieron ligados a las medidas de restricción, la cuarentena, la reforma judicial y la corrupción.

En la tarde del lunes decenas de puntanos salieron a la calle con el objetivo de sumarse al banderazo contra el Gobierno nacional. Las réplicas en territorio puntano estuvieron localizadas en la ciudad de San Luis, en Villa Mercedes y en Villa de Merlo.

La concentración capitalina tuvo lugar en la Plaza Pringles donde las personas comenzaron a agruparse para expresar los principales puntos de reclamo cerca de las 17.

Con banderas argentinas en mano y pancartas, buscaron reflejar el disconformismo ante políticas de la administración de Alberto Fernández e incluso decisiones que ha tomado en el último tiempo el Gobierno provincial.

“No a la reforma judicial”, “libertad para transitar”, “basta de corrupción”, “no cerramos más”, “basta de encierro” y “la patria está en grave peligro”, fueron algunas de las manifestaciones que utilizaron las personas en sus carteles.

Lo cierto es que, a nivel local, las preocupaciones estuvieron acentuadas en las restricciones en materia laboral, incluso un comerciante que asistió a la marcha reflejó con una pancarta: “No cierro más”.

“La gente no acepta más no poder trabajar, mucha gente no vive del Estado y son los privados quienes permiten a la Provincia redistribuir las riquezas”, sostuvo Martín.

En este sentido agregó que durante los últimos meses, en medio de la pandemia los vecinos se quedaron “sin cosas elementales” como el puesto de trabajo y la libertad. “Queremos regresar a la normalidad”, agregó.

En los últimos meses las movilizaciones con las mismas premisas también tuvieron su lugar en la provincia, la última el 19 de septiembre.

Desde el oficialismo consideran que son convocadas por grupos aislados reunidos por el “odio”. Bajo el mismo concepto, Fernández acusó a la oposición de “dañar la convivencia”.

Las columnas de vecinos transitaron al ritmo de cánticos y el himno nacional por alrededor de la plaza para luego recorrer Rivadavia, Belgrano, San Martín y Junín.

En el caso de Villa Mercedes, la concentración se llevó a cabo en la Plaza San Martín, frente al edificio municipal. Al igual que en la capital, la gente marchó por las principales arterias del centro.

La ciudad de la Calle Angosta vive por estas horas una situación de incertidumbre. A través de un DNU, la Nación determinó que regrese, junto a otras localidades del departamento Pedernera, a fase 1.

“Reclamamos libertad, no podemos estar recluidos por tanto tiempo. Vemos los negocios cerrados, que el Gobierno no ayuda a las pymes y que la gente se funde y no hacen nada”, señaló Gustavo, otro de los vecinos que concurrió.

También se hicieron presente un grupo libertarios que se manifestaron contra la futura aplicación obligatoria de la vacuna. Realizaron una junta de firmas.