La jefa de Gabinete no dio señales de que el Gobierno resolverá la crisis del transporte

Natalia Zabala Chacur les recordó a los diputados que “aun entregando fondos provinciales y nacionales” hubo un paro y dijo que “el problema es más allá del subsidio”.

La jefa de Gabinete, Natalia Zabala Chacur se presentó en la Cámara de Diputados en medio de un paro que forma parte de la crisis del Transporte. Informó que la Nación se “demoró en mandar el convenio y ahora está en (el área) Legal y Técnica” y mencionó medidas adoptadas por el Gobierno, pero no dio indicios sobre cómo sostendrá el servicio en el futuro.

Este domingo y en el comienzo de la semana, los pasajeros del interurbano tendrán que seguir buscando alternativas para trasladarse a trabajar, en búsqueda de atención médicas y atender distintas necesidades. Será así porque la medida de fuerza que lleva adelante la Unión Tranviarios Automotor (UTA) continuará.

La crisis en el sector parece no tener fin. Más de 300 trabajadores cobraron el 30% de los sueldos correspondientes a mayo. A la deuda de las compañías pronto se sumarán los haberes de junio y el aguinaldo.

De los últimos 48 días, en sólo 23 de ellos hubo circulación en el transporte interurbano. En los restantes se registraron reclamos del gremio en los que no hubo intervención oficial.

Al Gobierno de Rodríguez Saá se le piden explicaciones y soluciones porque los corredores que están en conflicto están bajo la órbita del Estado provincial.

Zabala Chacur dijo el viernes durante el informe que la Provincia “ha agotado diversas medidas” para garantizar la prestación del interurbano. Mencionó como acciones “la normalización de las adjudicaciones de los corredores” y “la suscripción de contratos para la cobertura de distintas localidades y parajes”.

Ante la pregunta de los legisladores sobre las medidas que podría implementar, la funcionaria respondió que “para esclarecer la consulta deberíamos saber a qué se refiere con problemática”.

Asimismo, sostuvo que es “una actividad que necesita un monitoreo permanente y requiere una dinámica de tareas para que esto sea aplicable”.

“Por ello, se realizaron modificaciones en distintas problemáticas que van apareciendo”, afirmó.

Respecto al acuerdo que firmaron con Nación todas las provincias a excepción de Santiago del Estero y San Luis para seguir recibiendo subsidios desde julio a septiembre, precisó que se está haciendo un análisis.

“Sin embargo, recuerden que aun entregando fondos provinciales y nacionales tuvimos un paro de transporte. Creo que el problema es más allá del subsidio”, consideró.

Tampoco explicó los motivos del Gobierno para mantenerse al margen de la crisis. No hubo explicaciones sobre las demoras en enviar documentación y rendición a la Nación, el rol pasivo de la secretaría de Transporte.

“Evidentemente hay un problema entre los empleados y las empresas. Puede ser producto, imagino, de la disminución de frecuencias y recaudación del dueño de la empresa. Nos excede como Gobierno es lo que quise decir. Nosotros hemos arbitrado todas las medidas para que el sistema de transporte público esté garantizado. Hemos recibido los subsidios y puesto la parte de la Provincia, sin embargo lo mismo hemos tenido el servicio interrumpido”, dijo frente a la insistencia de de Fabiana Zárate (Avanzar-San Luis Unido).

A todo esto, las empresas señalan que viven “la mayor crisis de la historia” y no están en condiciones de pagar los salarios.

En un comunicado, resaltaron que durante este tiempo pusieron “todo el esfuerzo” para seguir prestando el servicio a través de “acuerdos con los proveedores, trabajadores y entidades bancarias, utilizando todo tipo de herramientas que nos permitan subsistir”.

Al mismo tiempo, hicieron énfasis en la imposibilidad de operar sin la recepción de “los fondos previstos por la Resolución 14/2020ST (nacional), a los que todavía la secretaría de Transporte de San Luis no se adhirió”.

Este escenario afecta a Panaholma, Line, Transporte Polo, Panamericana, María del Rosario, Blanca Paloma, Zenitramp, Polo Sur y Sol Bus.

Los pasados jueves y viernes, los representantes de las compañías mantuvieron encuentros con la UTA en Relaciones Laborales, pero no se llegó a ningún acuerdo. Por eso, el paro permanecerá.

En las últimas audiencias comunicaron que ha gestionado préstamos para pagar los sueldos.