Ante los incesantes asaltos, taxistas convocaron a un paro y movilización a la Casa de Gobierno

Los taxistas en San Luis se convirtieron en uno de los blancos más habituales de los delincuentes durante los últimos meses. Los robos y la violencia que vive el sector a diario se multiplicaron y es la principal preocupación que atraviesan.

La semana pasada, los peones emitieron un comunicado para marcar la gravedad de la situación. “Nos están cagando a tiros”, expresaron y expusieron la falta de respuesta de parte de las autoridades del Gobierno provincial.

Ahora, la Asociación de Titulares de Taxis convocó a un paro y concentración para el próximo martes desde las 8:30 en la ex terminal de ómnibus de la capital.

Advirtieron el complejo escenario que viven ante “los hechos de inseguridad que son de dominio público”.

“Nos preocupa y nos obliga a encontrar una solución entre todos y que no tengamos que lamentar una pérdida humana”, sostuvieron desde la entidad que nuclea Jorge Fernández.

En cuatro días hubo al menos nueve asaltos a trabajadores del sector.

Tres de estos hechos tomaron trascendencia pública durante esta semana. Uno de ellos se produjo el miércoles por la noche.

El protagonista del hecho contó que fue abordado por un pasajero en el Puente Derivador que le solicitó llevarlo hasta el Barrio República.

Después de llegar al destino, le exhibió un cuchillo para quitarle el dinero que había juntado en las últimas horas de trabajo, documentación, el estéreo y hasta el auxilio del vehículo.

Seguidamente le quitó las llaves y las arrojó a un descampado. El hombre resultó herido en uno de sus brazos.

Un día más tarde, tres hombres llamaron al taxi para la calle La Merced. Tras subir al coche fueron hasta Almirante Brown al 1700, donde se bajaron y asaltaron a una mujer.

Luego de eso, obligaron al chofer para emprender la fuga y en la Avenida Santos Ortiz en cercanías al Autódromo Rosendo Hernández lo dejaron y se llevaron el auto. Horas más tarde lo encontraron abandonado.

El último ilícito tuvo como víctima a un conductor de un Fiat Siena, mientras transitaba por el Barrio Lucas Rodríguez, en el sur de la ciudad. Fue durante la madrugada del sábado.

Dos ladrones que iban en una motocicleta lo interceptaron y con un arma de fuego lo amenazaron para llevarse la billetera, la recaudación del día, el celular y las llaves del vehículo.

“Creemos que ya es insostenible seguir soportando tantos hechos delictivos, en contra de nuestros compañeros”, expresaron días atrás desde la Agrupación “Los tacheros de San Luis”.

Mencionaron que mantuvieron encuentros con integrantes de la Policía y el ministerio de Seguridad, pero solo recibieron “mentiras”.

Por eso llamaron a todos los referentes del sector a conformar una mesa de diálogo y trabajo, para “buscar en conjunto de una solución a esta situación”.