Florencia Morales: una muerte que puede quedar impune

La Justicia de San Luis parece hacer todo lo posible para que se archive sin resolver el caso por la muerte de Florencia Morales en la Comisaría 25° de Santa Rosa del Conlara y que de esta manera queden sin juicio ni castigo los responsables de su muerte. Es evidente a la luz de los hechos que ensombrecen la investigación y que permiten sospechar que será otra batalla ganada por la impunidad.
La joven de 39 años apareció muerta el 5 de abril de 2020 adentro de esa comisaría del norte puntano luego de ser detenida por «violar la cuarentena» dispuesta por el Gobernador Alberto Rodríguez Saá.
Las primeras pericias arrojaron fuertes pruebas contra la Policía ya que el cuerpo de la joven presentaba signos compatibles con una autodefensa, como si hubiese intentado evitar la agresión que le costó la vida. En tanto dos detenidos en celdas contiguas a la de Florencia admitieron que la escucharon “pedir ayuda y gritar auxilio”.
Morales trabajaba como empleada de un hotel y vivía con sus dos hijos y una nieta. Había nacido en Mendoza pero desde hacía años vivía en Santa Rosa de Conlara.
Según el relato policial, Morales fue detenida «por violar la cuarentena y por el delito de resistencia a la autoridad» cuando iba a comprar comida en bicicleta. En esa dependencia policial fue encerrada en una celda disciplinaria de la que salió muerta por “asfixia mecánica”.
La última pericia practicada por un forense de la provincia de La Pampa no pudo determinar si Florencia murió por estrangulamiento o ahorcamiento. La imposibilidad de determinar la causa de su muerte se debió al avanzado estado de putrefacción y mal estado de conservación de las muestras, con lo cual ahora quedará esperar la reconstrucción del hecho.
La secretaría de la Mujer, el organismo de Terrazas del Portezuelo que conduce Ayelén Mazzina se ha mantenido en silencio sin reclamar por su esclarecimiento, agregando de esta manera un tenebrosos manto de sospecha y complicidades.
Esta pericia médica -reautopsia- fue la segunda que se realiza. La primera fue descartada por incompleta.
Santiago Calderón Salomón, abogado de la familia Morales se lamentó tras recibir el informe del médico forense del Superior Tribunal de Justicia de La Pampa, Juan Carlos Toulouse.
«Teniendo en cuenta las fotografías remitidas de las muestras tisulares en avanzado estado de putrefacción, se puede afirmar que fallece por un mecanismo complejo de asfixia como consecuencia de un lazo o soga que comprime los vasos”. Esto impide conocer en definitiva si Morales se suicidó o si fue asesinada.
«Está probado el incumplimiento de los deberes de funcionario, la privación ilegítima de la libertad, las lesiones, malos tratos y apremios” dijo el abogado.