Nadie sabe con certeza cómo vuelven hoy los chicos a clase

Los días fueron pasando hasta llegar al lunes 1 de marzo, fecha de inicio del calendario escolar 2021 sin precisiones por parte del Gobierno para definir cómo se instrumentará el año escolar.

No está claro si se dictarán clases presenciales todos los días, si en cambio serán virtuales, o si serán algunas semanas presenciales y otras semanas virtuales; tampoco se sabe si estos mecanismos se aplicarán en todos los niveles educativos, o si será diferente en las escuelas pública de las escuelas privadas.

Un cúmulo de incertidumbres dejan a los padres desorientados, a los chicos con falsas expectativas, y a los docentes y comunidad educativa con la enorme preocupación del reinicio de clases sin haber sido en su totalidad vacunados para prevenir contagios de Covid-19.

El manejo de la crisis sanitaria que impuso la pandemia tampoco pudo ser resuelto por el Gobierno para garantizar el inicio de clases, al menos, con certezas para los padres sobre la metodología de trabajo que se va a aplicar a lo largo del año o al menos durante estos primeros meses.

Tampoco los edificios escolares han sido reacondicionados adecuadamente pensando en una organización espacial en función de la nueva normalidad que impone la pandemia.

El Gobierno provincial se había mostrado optimista porque entendía que había condiciones para un retorno de “presencialidad cuidada” con un protocolo de diez puntos a considerar; sin embargo los gremios habían advertido su preocupación en términos de garantizar la seguridad sanitaria de la comunidad educativa, a la par de sostener un reclamo salarial que les permita mejorar sus ingresos duramente menguados por la pandemia.

Los padres no saben cómo será el Ingreso y egreso del establecimiento; cómo los docentes mantendrán el distanciamiento social; tampoco aspectos vinculados a la higiene personal en baños que no están acondicionados adecuadamente.

Nada se sabe sobre cómo se hará la desinfección de espacios y elementos de uso común; sobre cómo se seguirá la trazabilidad de los alumnos, ni cómo funcionará el transporte escolar o cómo se deberá actuar antes casos sospechosos o confirmados  por citas sólo algunos de los 10 puntos en discusión entre funcionarios, gremios y comunidad educativa que permitieran garantizar el regreso cuidado de los chicos a las aulas.