El intendente Domínguez aumentó un 600% los impuestos en Justo Daract

En una sesión que se realizó el pasado 20 de diciembre se votó por unanimidad (Frente Justicialista de Todos, adolfismo y radicales ceballistas) el nuevo cuadro tarifario y quedaron definidos los nuevos salarios de los funcionarios políticos municipales y los legisladores del pueblo.

El intendente Alfredo Domínguez (Frente Justicialista de Todos) comenzó su gestión con un impuestazo que los vecinos cuestionan en cada rincón del pueblo. El ajuste se da en medio de un contexto de crisis nacional donde las Cámaras de Senadores y Diputados y provincias como Mendoza el gobernador y su staff político congelaron sus sueldos.

La ordenanza salió con el aval de todo el cuerpo. El proyecto del intendente ultraalbertista fue votado por los concejales del Frente Justicialista de Todos, del radicalismo que responden a Walter Ceballos y del adolfismo que sumó a sus filas a la edil de Avanzar. El poggismo en la actualidad no tiene representantes en el Concejo.

Pasando en limpio, Domínguez subió su sueldo de $50 mil a $120; mientras que los funcionarios pasaron de $40 mil a $60 mil y $80 mil. Mientras que el sueldo del presidente del Concejo subió de $45 mil a $70 mil y de los legisladores se incrementó de $40 mil a $65 mil (el 62,5%).

El artículo 3 de la ordenanza (que tiene fecha de elaboración el 17 de diciembre de 2019) fija las nuevas alícuotas mensuales que comenzarán a aplicarse por metro lineal de frente o fracción de las viviendas en toda la localidad. Para ello los montos están establecidos de acuerdo a 5 zonas, por un lado las que tienen pavimento y por el otro las que están sin pavimentar.

Para ejemplificar, la tasa básica en la zona 1 pavimentada (que incluye 20 calles) pasó de $5,70 a $35; y en el sector sin pavimentar de $5,10 a $30.

La norma recientemente sancionada indica en los considerando que “es necesario actualizar la Ordenanza Tarifaria vigente Nº 278-R02-HCD-2018, que rige desde el 1º de enero del año 2019”, dado que el Municipio “debe implementar los mecanismos necesarios para dotarse de infraestructura y recursos económicos para poder fortalecer su autonomía”.

Además indica que es “de suma importancia la capacidad de captar en forma creciente recursos propios y aplicarlos eficientemente para asegurar un mejor financiamiento de sus políticas públicas”; y que tarifaria vigente hasta el año pasado “se encuentran totalmente desfasados”.

En otro punto están fijados los montos a pagar en derechos de inspección, seguridad e higiene, control sanitario bromatológico, pesas y medidas:

Para institutos de enseñanza 900%; faenamiento de vacunos en frigoríficos 680%; carnicerías es de 550%; laboratorios médicos 750%; farmacias 600%; geriátricos y consultorios médicos el aumento fue del 1.000%; casas velatorias 550%; academias de enseñanza 550% y transporte escolares 550%.

El descomunal incremento llegó a otros: 1600% a natatorios;  1700% a vendedores de piletas; 900% en mueblería; 600% en venta de accesorios de automotor; 570% en estaciones de servicios; 750% en artículos de ópticas; 550% en boliches bailables; 570% en estaciones de servicios; 670% a gimnasios y 675 a kioscos.

“Me molesta lo que está pasando porque el cupón de un carnet salía $180 y hoy sale $600. Las tasas de $500 pasaron a $1500”, contó una vecina de la localidad, Paola Suárez en declaraciones a El Chorrillero.

Aseguró que un grupo de vecinos se reunió para analizar cada punto de la tarifa y determinar de cuánto fue el aumento. De ese modo comenzaron a viralizar el impuestazo. “Aumentaron todos, algunos 300% y otros el 600%. Sufrimos todos esta medida”, añadió.

“En Justo Daract ingresa el frigorífico Maru, de La Pampa, no sé si pagaba algo de $1500 cada vez que entraba y ahora cuando vino la última vez le cobraron $25 mil. Los carniceros tuvieron que ir hasta la cabina sanitaria, pagar un canon, buscar la carne y llevarla a sus negocios”, explicó.

Ahora los vecinos saben que esa empresa “no ingresará más a Justo Daract” por el elevado costo que debe pagar.

Aseguró que la venta de pollos pasó de $1500 a $10 mil: “Es un control bromatológico pero parece como una aduana eso. Es en la entrada a la localidad que controla cuando ingresan los viajantes”.

Imagen viralizada tras conocerse el aumento.

“Nos han tocado el bolsillo a todos”, criticó Suárez.

A partir de ello es que un grupo de vecinos decidió autoconvocarse en el reclamo porque no quieren pagar “semejante barbaridad”.

A este medio adelantó que iban a volver a reunirse al final de este martes para analizar los pasos a seguir. Es posible que pidan una audiencia con el intendente. “Cuando asumió dijo que no iba a aumentar los impuestos”, recordó Suárez, sin embargo las palabras se las llevó el viento.