Ginés Gonzáles: “La vacuna se distribuirá con absoluta equidad”

Dijo que la Nación ya trabaja con las provincias en la planificación de las campañas de vacunación que se harán hasta julio de 2021. Qué habrá prioridades para hipertensos, diabéticos, obesos y otros grupos de riesgo,

“Es un gran desafío, claramente. Nunca hubo una magnitud de ese tipo en ninguna campaña de vacunación en la Argentina. Las vacunas que sean aprobadas, todas, tienen un estándar altísimo de efectividad. Estamos negociando con muchos proveedores, porque no sabemos cuál será el que aprobará, en segundo lugar, cuándo aprobará y tercero, cuántas tendremos disponibles. Esa será una decisión del presidente de la Nación, que la vacuna sea comprada por el Gobierno nacional. Estará disponible para todas las provincias con absoluta equidad”.

Con ese textual, el ministro de Salud de la Nación, Ginés González García intentó transmitir tranquilidad a los puntanos sobre la planificación de la campaña contra el Covid-19 que instrumentará la administración nacional en todo el país.

“Estamos trabajando ya con todas las provincias. Eso vinimos a hacer acá. Por supuesto, esto no lo haremos solos en el área de Salud, también Defensa, con Seguridad. Habrá una gran movilización social combinada con cada provincia, con la experiencia de cada distrito y con la responsabilidad final de vacunación de las provincias. Ya desde hace tiempo estamos trabajando de manera programada y con un gran desafío por delante”, adelantó el funcionario nacional.

En su visita a esta provincia para recorrer la obra del nuevo hospital provincial, Gonzáles García dijo que “La vacunación contra el coronavirus es un gran desafío, estamos trabajando junto a las provincias” y que “Los hipertensos, obesos o diabéticos son los vulnerables. Si vemos las consecuencias fatales de lo que ocurre con la enfermedad se da en esos grupos de riesgos, pero no es por la edad. Se da en los mayores de 64 años porque padecen alguna de estas enfermedades. No tienen contraindicaciones, es al revés tienen prioridad esas personas”, enfatizó.

En verdad, el inicio de una masiva campaña de vacunación en el país parece ser la única manera de frenar los efectos nocivos de la pandemia, primero en la salud de la población y luego en la normalidad social cruje luego de ocho meses de encierro.

“Vacunaremos, seguro, hasta julio. Y también dependerá de la velocidad y capacidad que tengamos para hacer esta vacunación. Empezaremos con los que tienen más riesgo y luego avanzaremos al resto de la población. Queremos evitar la mortalidad o disminuirla sustantivamente. Además, queremos cortar la transmisión con más personas inmunizadas. Nosotros vacunaremos un porcentaje altísimo de la población argentina. Bastante superior al porcentaje que otros países están diciendo que vacunarán”, señaló.

“Cada provincia, dadas sus características, tendrán la distribución que requieran. Eso es una programación que estamos haciendo juntos con las provincias. Todo tiene que ver con la capacidad operativa de las provincias, la amplitud operativa que manejan, la capacidad de frío que posean. Es un desafío muy grande, pero estamos trabajando con tiempo y todos juntos”, señaló el ministro de Nación.