Carlos Ponce sobre el convenio Municipio-Edesal: “No hay un encuadre de una normativa legal que acompañe la decisión del Ejecutivo”

El concejal de San Luis Somos Todos habló sobre el cobro de tasas en la factura de luz y la interpelación al intendente Sergio Tamayo. “Cuando se involucran $25 millones de los vecinos es importante que aquel que toma esta decisión les explique por qué lo hizo”, consideró.

Uno de los principales temas en el ámbito de la ciudad tiene que ver con el convenio que la Municipalidad firmó con Edesal para cederle el cobro de los servicios y por medio del cual se hizo cargo de una deuda de $25 millones.

“Creo que no hubo una buena comunicación. Cuando usted involucra $25 millones de los vecinos es importante que aquel que toma esta decisión le explique por qué lo hizo, cuáles van a ser las obligaciones y cuáles las sanciones por no cumplirlo”, sostuvo al respecto el legislador de San Luis Somos Todos y presidente del Concejo Deliberante, Carlos Ponce.

La semana pasada, el bloque San Luis Unido presentó un pedido de interpelación al intendente Sergio Tamayo ante la falta de respuesta a una solicitud de informes sobre el acuerdo. En simultáneo y con una demora de al menos dos semanas, el jefe comunal remitió el documento.

Ahora está sujeto a la información proporcionada por el municipio: “Si es satisfactoria para todos los sectores, quedaría desestimado. Si no es suficiente y debe ser ampliada, se lo invitará al intendente a que asista por las inquietudes”.

En declaraciones a El Chorrillero, Ponce advirtió que no pudo ver en la contestación “un dictamen de asesoría letrada que diga que ese es el procedimiento correcto, que son facultades del Ejecutivo firmar este tipo de convenios”. Aunque aclaró que no pudo analizarlo con detenimiento.

Años atrás, la compañía de distribuidora de energía eléctrica recategorizó a la Municipalidad como “gran consumidor” y con ello aumentó la tarifa. Esa medida generó una disputa judicial que tuvo una resolución a favor de la comuna.

Sin embargo al asumir Sergio Tamayo como intendente desistió del pronunciamiento judicial que favorecía al municipio. Por ello, le pagará a la empresa el 8% de la recaudación más IVA y casi $700 mil durante 36 meses en concepto de deuda.

“Si la cautelar estaba firme, el Municipio no tendría porqué haber reconocido esta deuda con Edesal”, opinó Ponce.

Por otro lado, planteó que en la mediación judicial ni tampoco en el acuerdo “se menciona la ordenanza de emergencia económica, financiera, administrativa y de transporte urbano sancionada en diciembre del año pasado”.

“El artículo 14 decía que autorizábamos al Municipio a firmar convenios para este tipo de circunstancias, pero no hay un encuadre de una normativa legal que diga, ratifique o acompañe la decisión del Ejecutivo. Nosotros le dimos un poder para esto y no lo utilizó”, indicó.

Ponce dijo que aún no ha conversado con su bloque respecto al cobro de las tasas por medio de la factura, pero transmitió su posición: “Es difícil estar de acuerdo cuando uno desconoce la letra chica”.

“La inquietud que como concejal me planteo es quién va a autorizar el corte de un suministro al vecino. ¿Puede pagar la luz, pero abstenerse de los servicios? No está especificado”, manifestó.

Finalmente, sostuvo que el convenio “debería haber pasado por el Concejo Deliberante”.