Ramos Mingo, el juvenil de Boca que no tiene contrato y podría irse al Barcelona


Boca podría volver a perder a un gran valor de sus divisiones inferiores en los próximos días ante el real interés que tiene el Barcelona sobre Santiago Ramos Mingo, un defensor central nacido en 2001, que todavía no firmó su contrato profesional con el club y tiene una oferta concreta del club Culé para incorporarlo a sus filas.

El cordobés que llegó a Boca en 2015 tras iniciarse en el Club Deportivo Atalaya era el titular de la Sexta División hasta mitad de año, cuando Gustavo Alfaro decidió promoverlo a la Primera: viajó a la pretemporada e incluso jugó sus primeros minutos en un amistoso ante Chivas. Luego de la pretemporada fue inscripto en la lista de la Copa Libertadores a partir de octavos de final e incluso fue al banco en la ida ante Athletico Paranaense, por las lesiones de Izquierdoz y Lisandro López.

Sin embargo, pese a las ofertas desde la dirigencia el juvenil no quiso firmar su contrato y por eso no fue considerado por Alfaro en los partidos que el Xeneize puso una formación alternativa durante este semestre, como cuando por ejemplo en la previa de la ida ante River fue titular Carlos Izquierdoz.

Lo cierto es que la familia -son los encargados de representarlo- recibió directamente desde España una oferta para sumarlo al Barcelona aprovechando que no tiene contrato, por lo que no necesitaría negociar de club a club con Boca, que espera poder convencer al jugador para que firme su contrato profesional y en todo caso, después negociar con la dirigencia Culé por el pase del zaguero. A esta historia parecen faltarle un par de capítulos todavía…